Páginas

martes, 26 de marzo de 2013

Torrijas clásicas vs torrijas en almíbar



Fuente: propia. Torrijas, un clásico que no puede faltar en ninguna casa esta Semana Santa. Aquí entramos en el dilema de siempre: Cocacola o Pepsi, Canon o Nikon, Colacao o Nesquik .... Torrijas clásicas o torrijas en almíbar  Pues nada, hacemos los dos tipos y así podemos decidir a base de catas (que peligro...).
La manera de hacer las torrijas es la misma, la única diferencia es que mientras unas las rebozamos en una mezcla de azúcar con canela las otras se conservan bañadas en almíbar. Sin duda en almíbar quedan mucho mas jugosas y se conservan mejor mas tiempo peeeeero quedan excesivamente dulzonas. Por el contrario las clásicas quedan con el dulzor perfecto, buena cremosidad peeeeero al día siguiente ya empiezan a resecarse. Ahí van los 2 tipos para que podáis decidir:

Que llevan:

  • 1 barra de pan especial para torrijas (o alguna barra de miga densa del dia anterior)
  • 700 cl de leche semi (para compensar, aunque valen desnatada y entera también)
  • Peladura de limón y naranja (sin parte blanca) y canela en rama y en polvo
  • 8 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 huevos
  • Aceite de girasol
  • Miel
Cómo se hacen:
  1. Ponemos a cocer la leche con la piel del limón y la naranja, la rama de canela troceada y 4 cuch. soperas de azúcar. Removemos durante la cocción y cuando hierva, colamos y reservamos dejando que se temple.
  2. Ponemos una sartén con abundante aceite de girasol a calentar (hay algunos que las fríen en aceite de oliva pero quedan demasiado fuertes de sabor y a mí en particular no me gusta)  Batimos bien los 3 huevos. Cortamos la barra de pan en rodajas de unos 2 a 2,5 cm., las remojamos en la leche anterior hasta que se empapen, escurrimos un poco y rebozamos en el huevo batido. 
  3. Las ponemos en la sartén y damos la vuelta rápidamente (15 seg.) para sellar ambas caras (si no lo hacemos saldrá la leche interior salpicando, manchando el aceite...). Dejamos que se doren por ambas caras y reservamos sobre papel de cocina para quitar el aceite sobrante.
CLÁSICAS: una vez templada la torrija, la rebozamos en una mezcla de 4 cuch. de azúcar y una de canela en polvo. Colocamos en una fuente y decoramos con piel de limón y ramas de canela.
Así quedan:

Torrijas clásicas


EN ALMÍBAR: Ponemos a cocer un vaso de agua con un vaso de azúcar. A los 15-20 minutos cuando haya espesado retiramos del fuego y echamos un par de cucharadas de miel y removemos hasta que ligue. En una fuente honda ponemos las torrijas y vertemos en almíbar por encima. Decoramos con piel de limón y naranja. Así quedan:

Torrijas en almíbar.
















0 comentarios :

Publicar un comentario